relación sana

Conócete, la clave para una relación sana.

TODO EMPIEZA EN TI.

Para tener un relación sana y dar amor, tenemos que estar sanos y llenos de amor.

Esta frase para mí fue una revolución en mi relación.

La importancia de responsabilizarme, para dejar de culparme a mí y a mi pareja. Así fue como me liberé. Para ello tuve que empezar a mirar dentro de mí, conocerme y valorarme.

¿Te he contado mi historia?

Hace 4 años estaba muy lejos de donde estoy ahora.

No había semana que no terminara con mínimo una discursión con mi pareja, incluso llegábamos a discutir diariamente. La mínima tontería era suficiente para que estallara la guerra.

Yo no llegaba a comprender nada de lo que estaba pasando y no sabía cómo salir de aquella situación. Solo pensaba, ¿Qué le pasa a mi pareja para actuar así? Yo solo le he preguntado, solo me preocupo por el, ¿Porque sigo aquí? ¿Porque no lo dejo? A veces lo intentaba pero luego me sentía fatal y volvía pidiendo perdón, aunque yo creyera que no había hecho nada. Lo dejábamos, volvíamos.

Sentía que todo era un error, que yo no quería vivir así. Me sentía sin fuerzas, había perdido mi felicidad, mi alegría… Aquella persona que había sido en algún momento se había desvanecido para convertirse en alguien desconfiada, controladora y con miedo a la siguiente pelea.

Lo único que deseaba era recuperar mi felicidad, mi alegría, toda mi energía y poder estar bien con la persona que quería.

Llegué a no dormir y a ser una completa desconocida.

Empecé a leer libros veía vídeos sobre relaciones, planeaba estrategias para decir las cosas diferentes, para comunicarme sin acabar en pelea pero no funcionaba.

No encontraba el camino que me llevaría a la relación que deseaba, a disfrutar de mí y de mi pareja.

Jesica Terrón
Entonces me pare y me miré. Dejé de estar volcada en lo que hacía o dejaba de hacer mi pareja. Dejé de esperar que el me hiciera feliz, yo tenía el poder.

Comencé a centrarme en mí. En quién yo quería ser, en mis pasiones.

Realicé un proceso de coaching, asistí a un taller de relaciones y  descubrí técnicas para comunicarme mejor. Conseguí dejar de culpar para responsabilizarme y así cambié yo, me reencontré conmigo y cambió mi relación.

Ahora somos felices, nos comunicamos, somos un equipo y ¡Esperamos un niño!

Jesica Terrón

Ahora todo lo que he aprendido en estos años lo he comprimido en mi sistema para ayudar a otras parejas y mujeres a disfrutar de su relación, a recuperar la pasión y todo esto aunque tu pareja no quiera cambiar.

 

Por todo lo que he pasado insisto tanto en la importancia de conocernos, ser coherentes con nuestros valores y saber que es lo que queremos y lo que no estamos dispuestas a soportar antes de empezar una relación. Pero si estás en ella y sientes que no funciona pero hay amor, no te rindas, yo no lo hice y ahora soy más feliz que nunca.

 

Si crees que no puedes sola no dudes en contactarme.

 

Cuéntame, ¿En que estado se encuentra tu relación? Si no lo tienes, ¿Cómo han sido tus relaciones anteriores? ¿Qué crees que puedes hacer tú para cambiar?

 

3 Comments

  • Sin pareja pero con amor
    Responder

    La verdad es que en mi caso he tenido mucho tiempo sin una relación de verdad. Opté por dejar de buscar, sin embargo, me di cuenta que esa no era la solución. Empecé a cerntrarme en mi y en mis proyectos. Y con el paso del tiempo empece de nuevo a conocer gente. La verdad es que sin tener pareja ahora mis relaciones son mucho mejores con el resto de personas, y la verdad es que no tengo prisa en encontrar pareja

    • Jésica Terrón
      Responder

      Felicidades por esa valentía de mirar dentro de tí y conocerte. Para mí esa es la clave. Seguro que cuando surja el momento de tener una relación lo sabrás. Sobretodo que el miedo no sea un freno, las relaciones sanas nos hacen crecer y transformarnos en nuestra mejor versión.

      Gracias por compartir.
      Un abrazo!

  • Erika Luna
    Responder

    Muy bonita Historia, es importante comenzar con conocernos, saber nuestros limites y aprender a disfrutarnos para poderlo compartir con otros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

× ¿Cómo puedo ayudarte?

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar