CELOS, Ese GRAN Enemigo

Los celos son esos miedos a perder a la persona amada. Suelen producirse al imaginar que otra persona puede darle a nuestra pareja algo que nosotros no tenemos y hará que perdamos su amor.

A veces, muestran problemáticas reparables dentro de la pareja, aunque se dé la infidelidad, que pueden fortalecer la relación si se trabaja. En otras ocasiones muestran que ya no hay pareja y es el momento de que cada uno siga su camino.

Lo importante y principal es trabajar que mensaje hay detrás del suceso.

Antonio Bolinches en su libro “El arte de enamorar” divide 4 perfiles:

 

  • Celos fundados proporcionados y desproporcionados.

Se producen cuando la persona se entera que su pareja mantiene relaciones o está enamorado de otra persona.

En el primer caso, celos fundados proporcionados, se trata de personas que indican madurez y supone el referente ideal de reacción. La persona siente dolor, pero intenta exteriorizarlo mediante el dialogo y resolver el problema.

En el caso de las personas con reaccionan desproporcionadamente, la misma situación les produce mucha ira, violencia o agresión, sin atender a razones ni aceptar explicaciones. Indican falta de control emocional.

 

  • Celos infundados proporcionados y desproporcionados.

A mi parecer, estos son los más peligrosos ya que aparecen sin que ocurra la infidelidad ni conductas que lo indiquen. Son propias de personas inseguras.

En el primer caso, reaccionan proporcionadamente, son conscientes de su problema, procuran moderar la expresión del sentimiento. Indican inseguridad pero cierta capacidad de control. Deberían trabajar su autoestima y seguridad.

En el segundo caso reaccionan desproporcionados, se trataría de un síndrome celotípico, correspondiente a personas inmaduras o con un rasgo paranoide.

Deben tratarse terapéuticamente. Estos son los menos frecuentes.

 

En el caso de los celos infundados, al no estar basados en hechos reales, normalmente la pareja no entiende las reacciones, a veces, desproporcionadas, pudiendo afectar a la relación hasta el punto de que esta se abandone o que encuentre aceptación y confianza en otra persona, siendo una reafirmación de sus pensamientos para la persona que siente los celos y justificando sus comportamiento, sin ser consciente de que este ha podido ser causa del resultado.

 

Para combatir los celos debemos trabajar nuestra seguridad y autoestima.

 

Normalmente, sentimos celos en aquellos aspectos que nosotros tenemos menos desarrollados, pero esto no quiere decir que vayamos a perder a nuestra pareja.

Observa cuando aparecen los celos y en qué aspectos te sientes inferior, esto puede darte una pista para potenciar aquella parte en la relación que está abandonada.

Enfoca la situación hacia lo que te pasa a ti y no hacia lo que hace el otro.

Si te lo tomas así puedes estrechar tu relación, pero cuando los celos se apoderan de ti puedes caer en el error de controlar a tu pareja, pensando que lo importante es lo que hace o deja de hacer sin darte cuenta que la principal causa es nuestra inseguridad y carencias.

 

¿CÓMO COMBATIR LOS CELOS?

  • Observa cuando sientes celos

¿Cuándo te pone celos@ tu pareja? ¿Es una persona, actividad, actitud?

  • Analizate

Cuando los celos disminuyan y estés en calma, pregúntate:

¿Qué tiene esa persona que yo no tengo?

Si es una actividad, ¿Qué le da a esa actividad que no te da a ti?

  • Busca soluciones

Observa si las respuestas anteriores te motivan para crecer o volver a realizar algo que habías descuidado que pueda revivir la relación.

Por ejemplo: “Cuando observo su pasión por alguna actividad (futbol, padel, etc) preguntarme: ¿Qué ha pasado con la pasión que teníamos? ¿Cómo volver a tenerla? ¿Qué actividad en común podríamos realizar que nos guste a los dos?”

El objetivo es disfrutar más juntos.

  • ¿Tenéis vuestro espacio?

Tan importante como compartir momentos es que cada uno tenga su espacio, en el que hacer lo que más os guste. Estar en pareja no significa estar siempre juntos y hacerlo todo los dos.

  • Revisar creencias

¿Qué piensas de ti misma? Observa que te dices cuando te sientes inferior.

Creencias de inseguridad, inferioridad pueden fomentar los celos. Aumentando tu amor propio y tu seguridad podrás disfrutar de relaciones más satisfactorias.

Este paso puede ser difícil de realizar uno mismo, si necesitas acompañamiento no dudes en contactar conmigo.

Trabajar la autoestima y la seguridad es la clave para mejorar una relación de pareja en el que no dependéis uno del otro si no que construís juntos una vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

× ¿Cómo puedo ayudarte?

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar